Dudas entre empresarios ante la posibilidad de un aumento salarial sin consenso y por decreto

El "colchón" de ingresos que sería propuesto por el presidente electo, Alberto Fernández, previo a un acuerdo de un Consejo Económico y Social, generó dudas entre empresarios del sector privado, que se quejaron de la falta de consulta y advirtieron que hay muchas empresas en diferentes sectores que, en medio de la crisis, no podrían dar aumentos por decreto.

LA NACION contó hoy que -con la intención de reactivar la economía- Fernández evalúa otorgar un aumento por decreto para las categorías más bajas de los trabajadores que estén registrados y bajo convenio. La suba generalizada incluiría ajustes también en las jubilaciones y en los planes sociales. La información comenzó a tomar cuerpo luego de una reunión entre el futuro ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y la CGT en los últimos días.

"No nos dijeron nada oficialmente", afirmó a este medio Daniel Funes de Rioja, vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y presidente de Copal. "Habría que ver de qué monto estamos hablando. No hay una gran capacidad de absorción por parte de las pymes y las empresas regionales, pero tampoco por parte de las grandes. Uno lo puede ver en sus balances. No lo veo viable", afirmó el abogado, que recordó que en 2002 se tomó una decisión similar pero con montos fijos y como un "mecanismo de emergencia". Funes de Rioja dijo además que actualmente hay convenios con clausulas de ajuste que están siendo aplicadas.

"No nos dijeron nada oficialmente", dijo Daniel Funes de Rioja, vicepresidente de la UIA y presidente de Copal"No nos dijeron nada oficialmente", dijo Daniel Funes de Rioja, vicepresidente de la UIA y presidente de Copal
El vicepresidente de la entidad fabril afirmó también que los empresarios están todavía esperando conocer los detalles que se tratarán en el acuerdo de precios y salarios, pero además cuál es el plan macroeconómico y el equipo que lo implementará. En ese sentido, están preocupados por cómo podrían mantener un promesa con los precios de sus productos durante un lapso de tiempo sin certezas sobre sus costos de producción.

"Habrá que ver, caso por caso", dijo a LA NACION José Urtubey, director de Celulosa. "Parece inconveniente hacerlo en términos generales. Tendría que verse caso por caso, y sector por sector. Y para más adelante, yo creo que un acuerdo que se circunscriba sólo a precios y salarios sin tener en cuenta aspectos financieros y tributarios no sería bueno. Es preciso que tenga un cuerpo integral", agregó el industrial.

"Me parece que no tiene sentido", afirmó Martín Cabrales sobre un acuerdo de salarios que funcione como un catch up de los precios entre dos congelamientos (el que termina, de Mauricio Macri, y el que comienza, de Fernández). "Esto debería salir en todo caso de una mesa de diálogo y de consenso. "Las industrias estamos con mucha capacidad ociosa. Tomar una medida así sin tener en cuenta la situación real de la industria puede ser perjudicial para la producción, pero también para los trabajadores. Hay muchas pymes en riesgo", alertó el empresario, que pidió ser "muy precavido" y lograr primero "consensos".

"Evidentemente, con pymes en la situación actual, si no es algo consensuado es algo que no va a generar una repercusión positiva"; afirmó Pedro Cascales, secretario de Industria, de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). "Estamos en una situación más que crítica, con más de un tercio de las pymes con pérdidas, cierres de empresas y desempleo", agregó el directivo, que reclamó medidas "consensuadas y no por decreto".

"Desde CAME, siempre recalcamos además que no es lo mismo una pyme de Capital Federal, que una en una economía regional o en el interior. Lo mismo con los sectores. Hoy, la industria está muy complicada. Hay que pensar siempre en un traje a medida", dijo Cascales.

Mario Grinman, secretario de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), recordó algunas declaraciones de los últimos días de Héctor Daer sobre el bono de fin de año y el hecho de no hacerlo generalizado. "No me parece adecuado un decreto que obligue a las empresas. No hay de donde sacar la plata", dijo, sobre la situación económica actual.

"Todo lo que se vaya a plantear de modo unilateral, sin el acuerdo de las partes, no nos parece razonable", agregó el hombre de la CAC. "La situación con el comercio, al igual que para un montón de sectores de la economía regional es muy complicada", dijo Grinman. "Tenemos una clausula de revisión de la paritaria de este año y vamos a juntarnos en los primeros días de enero para conversar las diferencias entre el porcentaje acordado y la inflación. No me parece razonable que salga una medida unilateral de ese naturaleza", resaltó el empresario.

Fuente: La Nación




Untitled Document