Moyano inaugura el año con protesta callejera

Camioneros marchará el jueves a Trabajo por su paritaria. Será contra los empresarios pero el dirigente ya hizo saber su malestar por el Gabinete.

Sin respiro, Hugo Moyano hará el segundo día del año la primera protesta sindical en la gestión de Alberto Fernández. No será en contra del nuevo Gobierno sino que estará dirigida a los empresarios del transporte de cargas para marcar la reanudación de una negociación salarial que se descarta será tensa, pero al mismo tiempo será un llamado de atención por parte de un dirigente que ya hizo saber de su malestar por la falta de nombramientos afines entre los miembros del Gabinete nacional.

Paritarias: Camioneros exige recomposición salarial del 35%

“El 2 de enero marchamos al Ministerio de Trabajo por la audiencia que hay en nuestra paritaria. No va a ser contra el Gobierno sino contra los empresarios”, le anticipó ayer a este diario Pablo Moyano, secretario general adjunto del sindicato de Camioneros e hijo mayor de Hugo. La movilización tendrá por objeto darle visibilidad a una discusión en la que el gremio pidió una suba de salarios del 33% sólo para el período de enero a julio próximo, luego de haber obtenido un 23% de incremento durante el semestre anterior.

Para Camioneros la discusión salarial con la Federación de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) resultó el contexto ideal para desplegar la primera manifestación de 2020 y, prácticamente, también de la gestión del Frente de Todos. Sobre todo, por el antecedente que significó la negativa –todavía en pie- de la Fadeeac a llegar a un acuerdo respecto del reclamo del sindicato por un bono de fin de año de 20 mil pesos.

De aquella objeción Moyano salió por un atajo: promovió una ruptura en la entidad patronal entre la nueva conducción, triunfadora el año pasado con el apoyo de los transportistas del interior del país, y sus referentes tradicionales, provenientes de las grandes empresas de rubros como logística, recolección, correos, combustibles y aguas gaseosas, quienes formaron una nueva cámara, Faetyl, alineada con el dirigente. Con esos directivos la organización firmó la semana pasada el pago del bono, que de ese modo llegará a las empresas con mayor número de empleados.

Ante una previsible respuesta fría de Fadeeac al nuevo reclamo salarial Moyano anticipará su protesta callejera. Será el jueves, primer día hábil del año, frente a una de las sedes de la cartera laboral, en Callao al 100. También representará un desafío al nuevo ministro del área, Claudio Moroni, uno de los funcionarios de primera línea que raleó su estructura de funcionarios propuestos por el sindicalismo.

Acompañarán a Moroni en la gestión en la Secretaría de Trabajo el platense Marcelo Bellotti, de su confianza y con antecedentes como apoderado en esa ciudad del Frente para la Victoria, y en la de Empleo, Mónica Litza, alineada con el líder del Frente Renovador, Sergio Massa. Recién en la Dirección de Asociaciones Sindicales aparece la primera persona que reporta a un gremio con la abogada Mónica Risotto, de Taxistas. Mientras que otro abogado, Alberto Tomassone, histórico asesor de Armando Cavalieri en Comercio, quedó en la mesa chica de asesores del ministro.

De todos modos para Moyano la principal preocupación pasaba por Transporte, adonde quedó como ministro el exintendente de Junín Mario Meoni, alineado con Massa. Como número dos el camionero pidió –lo hizo en persona ante Alberto Fernández, en un almuerzo- nombrar a Guillermo López del Punta, un abogado que llegó a ocupar ese puesto en 2002 y que finalmente quedó en el camino. En su lugar fue nombrado el cordobés Walter Saieg y como subsecretario de Transporte de Cargas, el comprovinciano Gabriel Bermúdez, ambos asignables al senador Carlos Caserio.

El premio consuelo llegó el 24 de diciembre con la publicación en el Boletín Oficial del nombramiento de Carlos Montaña, actual vicepresidente de Independiente en la gestión de los Moyano, como subsecretario de Asistencia Crítica de la Secretaría de Articulación de Política Social del Ministerio de Desarrollo Social, la cartera a cargo de Daniel Arroyo. Montaña, de todos modos, cuenta con un perfil propio dentro del club y también fue funcionario de Desarrollo Social entre 2010 y 2015 durante la gestión de Alicia Kirchner.

Fuente: Ámbito Financiero




Untitled Document