Alberto Fernández le quitará a la Ciudad de Buenos Aires más de $ 35 mil millones de coparticipación

Por decreto, recortará los fondos que agregó Mauricio Macri: bajaría al menos un punto del 3,5% actual. Rodríguez Larreta podría recurrir a la Corte Suprema.

Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta durante un encuentro que tuvieron en diciembre, días antes del recambio presidencial.

Alberto Fernández ​lo tiene decidido y Horacio Rodríguez Larreta lo sabe. Falta el número final y el momento pero el Gobierno nacional reducirá el porcentaje de fondos que traspasa, en concepto de coparticipación, a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), confiaron a Clarín fuentes de Casa Rosada. El jefe de Gobierno porteño podría recurrir a la Corte Suprema de Justicia para frenarlo.

Fernández usará el mismo mecanismo que Mauricio Macri utilizó en enero de 2016 cuando, a poco de asumir la presidencia, por decreto aumentó de 1,4 a 3,75% el porcentaje de coparticipación para la Capital. Ese 2,35% demás -que después quedó en 2,10%- es plata que Nación le dio a la Ciudad por los 20.200 policías que le traspasó. De esa porción, más de un 80% estaría destinado a sueldos de la fuerza.

El nuevo gobierno de los Fernández, bajo la lupa de Ignacio Miri.
Pacto Fiscal mediante, el porcentaje luego se redujo a 3,5 puntos. Ahora, cuatro años más tarde, Fernández recorrerá el camino inverso: también a través de un decreto, reducirá los fondos que la Nación gira, por goteo y de manera diaria, a la Ciudad. La baja será al menos de 1 punto.

En Casa Rosada no dan una cifra fina ni definitivo pero ante las consultas de Clarín no descartaron que se reduzca de los 3,5 actuales a 2,5 puntos o incluso que pueda bajarse a 2 puntos.

A datos de hoy, CABA recibe $126 mil millones anuales por coparticipación. La quita de 1 punto, implicaría reducir los fondos nacionales girados a la Ciudad en $36 mil millones.

Fernández no necesita una ley -como no necesitó Macri, que casi triplicó el porcentaje con el argumento del traspaso de la Policía- para ejecutar esa baja. Pero, si se quisiera el tema es judicializable en función de lo que plantea la Constitución sobre el traspaso con fondos de la Policía a la Ciudad.

El lunes pasado, Larreta se reunió en Casa Rosada con el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro. El 6 de diciembre, días antes de asumir la presidencia, visitó a Fernández en sus oficinas de Puerto Madero.

En plena campaña, el presidente anticipó la jugada: lo hizo al advertir que era desigual los fondos per capita de que dispone Capital Federal respecto a otras provincias. Lo mismo hizo, luego, Cristina Kirchner.

El ahora presidente trazó, incluso, una comparación: dijo que el presupuesto del municipio de La Matanza, con más de un millón de habitantes, era similar al presupuesto del área de Espacio Público porteño.

En la actualidad, luego del Consenso Fiscal que Nación y las provincias firmaron en 2018, la coparticipación porteña se bajó a 3,5 puntos. Aquella fue una concesión de la Casa Rosada a los gobernadores que se quejaban de un tratamiento preferencial para la Ciudad.

"Lo podríamos hacer ya mismo pero preferimos tener un diálogo correcto y formal con la Ciudad", explicaron a Clarín fuentes de Casa Rosada que, sin dar fecha, dijeron que la decisión es inminente.

"Es dinero que la Nación resignó para darle a la Ciudad y son fondos que necesitamos en medio de esta crisis. Lo tenemos que recuperar", explicó el mismo funcionario.

El dato no es menor: los fondos que Nación deriva a CABA no surgen del reparto general de fondos coparticipables que se distribuyen entre las 22 provincias, sino que son recursos que se sacan del porcentaje nacional.

Por esa razón, ni en 2016 Macri ni ahora Fernández deben modificar la Ley de Coparticipación Federal, normativa casi intocable porque requiere del acuerdo de todas las jurisdicciones.

En Gobierno dicen que hay una negociación en curso y que Rodríguez Larreta tiene una herramienta para compensar lo que dejará de recibir: el 17 de diciembre, se desactivó el Consenso Fiscal que obligaba a las jurisdicciones a bajar impuestos, entre ellos Ingresos Brutos (IIBB).

La baja de la coparticipación supone, con ese criterio, que CABA debería desactivar una suba de IIBB para cubrir lo que dejaría de recibir de la Nación. Para eso debería contar con el respaldo del Frente de Todos (FdT) en la Legislatura porteña.

Ante la consulta de Clarín, en el Gobierno porteño dijeron desconocer el tema y no quisieron opinar. Por otra vía, plantearon que la ciudad aporta mucho más fondos que los que recibe en concepto de coparticipación.

Fuente: Clarín




Untitled Document