Por el coronavirus, autopartistas proponen reducir 50% los salarios

Con la extensión de la cuarentena hasta el 26 de abril, la situación del sector automotor -totalmente paralizado- se vuelve más crítica. El anuncio del presidente Alberto Fernández del viernes a la noche obligó a las empresas a replantear sus planes ante la confirmación de que el aislamiento social no se flexibilizaría como se presumía. En el caso de los autopartistas, la noticia tuvo un fuerte impacto ya que muchas industrias pymes no tienen respaldo para sostener los costos fijos sin facturación. Es por eso que la asociación que agrupa a estas compañías, AFAC, envió una propuesta a los gremios SMATA, UOM y del plástico para implementar un esquema de suspensiones con un pago equivalente al 50% del salario “de bolsillo” para los meses de abril, mayo y junio para el personal afectado. Este pago sería en concepto de suma no remunerativa.

“Esta situación no enfrenta aún escenario de escasez absoluta de fondos líquidos para afrontar las obligaciones, en particular salarios. No es una solución viable recurrir al endeudamiento en un contexto donde la inexistencia de ingresos suficientes presentes y futuros hace imposible sostener el repago de la deuda. Esta crisis sanitaria también es económica y financiera”, señala la carta enviada ayer a los sindicatos.

preventa de suv premium
Informate más
Preventa de SUV premium
La semana pasada Ámbito Financiero había adelantado la difícil situación de los autopartistas debido a que están en juego más de 10.000 puestos de trabajo de los 50.000 que genera el sector. Si la propuesta de AFAC es rechazada por los gremios, la discusión pasaría a ser de empresa por empresa con una resolución impredecible. Ayer, se realizaron varías reuniones entre los gremios y las empresas para analizar el tema.

El problema no se limita al período de cierre de plantas por el aislamiento obligatorio sino que, además, las perspectivas para la vuelta a la actividad no son alentadoras ya que se estima que se trabajará a un ritmo mucho menor del que se venía haciendo. Si bien toda la industria está golpeada, las empresas autopartistas llevan la peor parte por ser compañías más chicas, en su gran mayoría pymes, sin el respaldo que tienen las grandes automotrices multinacionales.

Por este motivo, desde hace días se venían llevando negociaciones delicadas entre y los sindicatos mencionados para evitar despidos “Si no vendemos ni facturamos, no podemos enfrentar el pago de salarios como se venía haciendo hasta antes de esta crisis sanitaria”, explicaron. Este es el segmento más afectado debido a que las automotrices están proyectando fuerte recortes de la actividad una vez que se levante la cuarentena. Algunas ya anunciaron que seguirán sin producir hasta junio. Después de ese mes, dependerá de lo que suceda en el mercado -tanto interno como externo- para saber cuál será el ritmo de producción.

Fuente: Ámbito Financiero


Untitled Document


Más Noticias



Untitled Document