Coronavirus en Argentina: cumbre virtual de los jefes de la CGT con eje en el rojo de las obras sociales y el parate económico

Reclaman que se reúne el Comite de Crisis en el que participan el Gobierno, gremios y empresas.

Con las cuentas en rojo por la parálisis en sus diferentes actividades por la cuarentena por el coronavirus, la cúpula de la CGT mantuvo este jueves por primera vez una videoconferencia. En el repaso de los problemas que enfrenta cada dirigente, saltó uno que golpea a casi todos por igual: el rojo en las cuentas de las obras sociales sindicales por la tremenda caída de aportes que se registran.

Tras la reunión, la central sindical distribuyó un comunicado de prensa en el que expresó: "Compartiendo el objetivo de fortalecer el Sistema de Salud, resulta imperativo garantizar el financiamiento adecuado de las Obras Sociales para garantizar la atención de todos los trabajadores".

En los hechos, los gremios de la CGT están partidos por la cuarentena. De un lado están los que no sufren problemas porque siguen en actividad al estar exceptuados de la cuarentena -Camioneros, Bancaria, Sanidad, Alimentación- y del otro los que se encuentran en jaque por la parálisis de a economía.

Por eso, en la reunión de este jueves se habló de la importancia de que el próximo reparto de fondos que realice la Superintendencia de Servicios de Salud tenga en cuenta la necesidad de cada obra social.

"Este vez debe ser ecuánime", dijo a Clarín un dirigente cegetista. En la CGT hay varios sindicalistas que aún siguen calientes por la distribución de fondos que hizo el mes pasado la Super y que favoreció de manera desmedida a la obra social de Hugo Moyano​.

"Todas las obras sociales no están en la misma condición", reforzó durante la cumbre de este jueves José Luis Lingeri, referente cegetista en el tema de las obras sociales sindicales.

En el encuentro algunos dirigentes estuvieron presentes, como el estacionero Carlos Acuña, el estatal Andrés Rodríguez, el líder de la UOCRA Gerardo Martínez y el secretario general del SUTERH, Víctor Santa María, el sindicalista con más llegada a Alberto Fernández.

Dirigentes cegetista participan de la videoconferencia, este jueves.
Dirigentes cegetista participan de la videoconferencia, este jueves.

El resto de la conducción cegetista participó por videoconferencia, a través de una aplicación. Para algunos sindicalistas fue toda una novedad: algunos no utilizan siquiera WhatsApp.

El mandato que recibió la conducción de la central interceder ante el Gobierno para que no haya demoras en la aplicación de las medidas oficiales. Se planteó por ejemplo que hay una decisión de otorgar créditos a tasa baja para pagar salarios pero que el trámite es complicado y lento.

"Comprendemos las urgencias, pero vastos sectores sociales siguen esperando la implementación de las medidas que se anuncian. Las respuestas deben llegar a tiempo para atender las necesidades y la coordinación de las distintas áreas de gobierno debe funcionar armónicamente", señaló el comunicado cegetista.

También se habló de que el Gobierno deberá autorizar más temprano que tarde la reactivación de algunas industrias. "¿Cuánto más va a poder emitir el Estado sin que haya un desmadre financiero?", se preguntó un sindicalista que participó por video de la cumbre.

Otros se quejaron de que el Comité de Crisis que reúne al Estado, a los gremios y a los empresarios aún no se reunió.

En el tramo final de su comunicado, la CGT se refirió a eso: "La preservación de los puestos de trabajo es un objetivo central de la política social pero muchos compañeros que viven en la economía del día a día, cuya única herramienta para ganarse el sustento diario es su fuerza de trabajo deben recibir la atención de algún programa social durante la emergencia.

Fuente: Clarín


Untitled Document


Más Noticias



Untitled Document