Coronavirus en Argentina: con la economía en rojo, avanzan los recortes salariales y suspensiones de trabajadores

Ya acordaron SMATA, Petroleros, Calzado y Pasteleros. Siguen en negociación Comercio, Gastronómicos y UOM.

Una mujer portando un barbijo camina frente a un café que permanece cerrado, en la ciudad de Buenos Aires, el pasado 11 de abril de 2020. La cámara que agrupa a las confiterías quiere recortar salarios de su personal.

Se trata de podas en los sueldos en el medio de la cuarentena por el coronavirus, pero los jefes sindicales buscan formas menos crudas para describirlas y justificarlas. "No es una rebaja salarial. Es la posibilidad de cobrar en esta coyuntura aunque no se esté yendo a trabajar", dice Ricardo Pignanelli, secretario general de SMATA. Y agrega: "Es además darle la posibilidad a las fábricas de seguir con la luz prendida y que sigan existiendo los puestos de trabajo. Porque una vez que se apaga la luz, olvidate".

En términos calcados habla Guillermo Pereyra​, titular de los Petroleros de Neuquén, Río Negro y La Pampa. "No hay que dejar que se caigan las empresas. ¿De qué sirve que entren en procesos preventivos de crisis y que despidan a los compañeros sin indemnización?".

Pignanelli, Pereyra y otros jefes sindicales de diversas actividades -construcción, gastronómicos, calzado, metalúrgicos, seguro, mercantiles- vienen en las últimas semanas en negociaciones con las cámaras patronales de sus sectores. Básicamente se tratan de rebajas salariales para el personal licenciando durante la cuarentena. Los que siguen cumpliendo funciones, tienen asegurado el cobro del 100% del sueldo.

Algunos acuerdos ya están cerrados y otros, como el de la UOM, parecían encaminados pero se empiojaron de golpe por problemas internos dentro del propio sindicato.

Entre los encaminados está el de los Petroleros de Neuquén, Río Negro y La Pampa. Según adelantó Pereyra a Clarín, la firma del acuerdo se hará este lunes -de forma virtual- en una teleconferencia con el ministro de Trabajo Claudio Moroni​.

La poda para los petroleros es drástica. Los 20.000 trabajadores licenciados en la actualidad cobrarán por abril alrededor de $ 35.000. El salario promedio de la actividad ronda los $ 110.000. "Para los compañeros es un derrumbe económico de la gran siete, pero la realidad es que está paralizada el 90% de la actividad y que hay que evitar que las contratistas empiecen con los procedimientos preventivos de crisis", argumenta Pereyra.

"A cambio del acuerdo,la condición es que las empresas no pueden echar a nadie", añade el petrolero. Su gremio, por otro lado, se hará cargo íntegramente de los aportes a la obra social.

Aunque se trata de unos pocos trabajadores que integran la aristocracia de la actividad, algunos tienen salarios que rondan los $ 400.000. Esos difícilmente acepten semejante mutilación de su salario y busquen directamente ser despedidos con una millonaria indemnización.

SMATA también ya cerró acuerdos -aun deben ser homologados por Trabajo- en algunas de las ramas de la actividad. La última fue el viernes pasado, con las autopartistas, que consiste en el pago del 65% del salario a los 8.000 trabajadores de la actividad afiliados al gremio de los mecánicos (en autopartistas también hay operarios del plástico, del cuero, del caucho y metalúrgicos, entre otros).

A acuerdos similares SMATA llegó con las terminales automotrices, la Federación de Talleres de Reparaciones de Autos (FATRA), y el ACA. Aun falta el acuerdo, que asoma complicado, con ACARA, que agrupa a las concesionarias de autos.

"De lo que se tratan estos acuerdos es de que todos se lleven 38 ó 40 lucas. A la gente le sirve y se preserva el empleo", argumenta Pignanelli.

Otros gremios que avanzan en acuerdos son:

# Calzado. Su titular, Agustin Amicone, dijo a Clarín que llegaron a un acuerdo marco con la Cámara del Calzado de la Provincia que implica el pago de un 70% del salario de abril con aportes no remunerativos. Las empresas de Santa Fe y Córdoba no quisieron firmar ese acuerdo marco. Toda la industria está parada por la cuarentena. Salvo una fábrica de ropa de seguridad de Catamarca a la que el gremio viene denunciando por obligar a su personal a ir a trabajar.

# Gastronómicos. Las 5 cámaras patronales que agrupan a los hoteles, restaurantes, bares, comedores y hoteles alojamiento llevaron una propuesta al gremio de Luis Barrionuevo​: abonar el 50% del salario a todos los trabajadores que hoy no cumplen tareas. "Les dijimos que ni en pedo", confío Barrionuevo. Siguen las conversaciones.

# Construcción. Con las obras privadas totalmente paralizadas, enfrenta un panorama complicadísimo. Por ahora, el gremio está en negociaciones con las grandes empresas, como Aluar, que tienen planteles permanentes de operarios de la construcción. Los recortes serían de entre el 30 y el 40%.

# UOM. El metalúrgico Antonio Caló​ había anunciado un acuerdo que establecía salarios al 70%, pero la firma se le trabó a último momento porque se le rebelaron algunas seccionales. Caló dijo a Clarín que las negociaciones seguirán este lunes. "Tenemos que corregir cosas en la redacción", apuntó.

# Destilerías. Pedro Milla, titular de la Federación de Petróleo, Gas y Biocombustibles, señaló que desde las empresas le propusieron una rebaja del salario de entre el 40 y el 60% del salario. "Si hay que hacer un esfuerzo lo vamos a hacer, pero no en ese porcentaje", advirtió Milla.

# Comercio. El gremio y las cámaras empresarias discuten rebajas salariales que van del 30 al 50% para el personal que no esté trabajando en la cuarentena. Esta semana deberían llegar a un acuerdo porque las firmas deben hace las liquidaciones de sueldos de abril. "Por más recorte que haya, hay empresas que no van a poder pagar nada porque no hicieron caja y no tienen resto. Acá tiene que aparecer el Estado", alertan desde el sector empresario.

Yacimiento en Vaca Muerta de YPF. La extracción de petróleo está prácticamente inactiva.

# Fast food. El gremio de los Pasteleros, que conduce Luis Hlebowicz, cerró el viernes un acuerdo para los 25.000 trabajadores de las cadenas de ese tipo de comida que implica un recorte del 30% del salario bruto para lo que no estén cumpliendo tareas. El acuerdo es por abril y podría extenderse hasta julio. Pasteleros aún está en conversaciones con otras dos a actividades en problemas: heladerías y pizzerías.

# Seguro. Algunas empresas, sobre todo las más chicas, avisaron al problema que no podrán afrontar los salarios de este mes.

Fuente: Clarín


Untitled Document


Más Noticias



Untitled Document