Con las paritarias estancadas, crece la presión para que Cavalieri abra el convenio: "Vamos a exigir la discusión por ramas"

La complejidad de la paritaria mercantil abrió una grieta dirigencial. Mientras Cavalieri sostiene la negociación centralizada más seccionales piden negociar por rama. Nosotros vamos a exigir si o si, la discusión por ramas?, advirtió Machado de la seccional Lanús y Avellaneda.

Las complejidades que surgieron en esta ronda de la paritaria mercantil metieron de lleno a la dirigencia de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS) en el debate sobre la estrategia a seguir en el futuro. Y allí las posiciones se dividen entre quienes quieren sostener una paritaria centralizada y quienes pretenden abrir el convenio y debatir por rama.

La primera piedra la tiró el matancero Julio Rubén Ledesma, líder de la populosa seccional Oeste. "Es inadmisible que conglomerados empresariales multinacionales, tengan idéntica vara salarial y demás condicionalidades que un mínimo comercio de calzados o venta de ropa", había argumentado Ledesma.

Ahora se sumó a su posición otro peso pesado del conurbano. Orlando Machado, el secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio de Lanús y Avellaneda, afirmó que "Esta paritaria marca un quiebre, no podemos seguir discutiendo de esta manera. Consideramos que es un error. Hay que empezar a hacerlo por ramas".

Y dijo que trasladarán el debate al próximo plenario: "En la próxima reunión de secretariado se va a plantear este tema. Nosotros vamos a exigir si o si, la discusión por ramas".

Del otro lado del ring está Armando Cavalieri. Para el dirigente la materialización de la ramificación podría consolidar un modelo gremial con trabajadores de primera y de segunda dentro de la misma organización, y una fragmentación del poder de negociación de la entidad.

La discusión recién comienza, pero la posición intransigente de los empresarios, que hizo que ayer naufrague otra reunión por videoplataforma, hace que tome volumen la posición de los primeros. Aún sabiendo que eso puede determinar un derrame de la conflictividad laboral a los establecimientos, una vez que se fragmente la discusión.

Fuente: Infogremiales




Untitled Document