Sólo 30% de las pymes tienen a todo su personal en actividad

Es por las restricciones generadas por la pandemia, pero también por la caída de la demanda y el cambio de la manera de trabajar en las empresas.

Una fábrica de calefactores en el parque industrial de Mar del Plata, en plena pandemia. Sólo 30% de las pymes están trabajando con la totalidad de su personal activo, según el Observatorio Pyme.

Sólo un 30% de las micro, pequeñas y medianas empresas tienen hoy trabajando a la totalidad de su personal, como consecuencia de la caída de la demanda por la pandemia del Covid-19. Así lo señala un trabajo de la Fundación Observatorio Pyme (FOP), hecho a partir de los datos de seis relevamientos que hizo entre abril y octubre, desde el comienzo de la cuarentena.

De acuerdo a los datos del último relevamiento, las empresas en completa actividad no están reincorporando al staff completo", señala el informe "Coronavirus: Impacto sobre las PyME, producción y empleo". El trabaja cruza dos tipos de datos, los niveles de actividad de las empresas relevadas (8.000 cuestionarios respondidos a lo largo de seis encuestas) y la cantidad de personal que están empleando. Y arroja que aun cuando se quita de la ecuación las restricciones propias de la pandemia, la demanda "tira" lo suficiente como para volver a tener a todo el personal activo en apenas 3 de cada 10 pymes.

"Si se descuenta la continuidad de la licencia de prestar trabajo en el establecimiento para grupos de riesgo, edad y embarazadas, así como las dificultades para implementar trabajo remoto, estas estadísticas muestran el verdadero impacto de la recesión productiva, más allá del efectivo estado autorizado de funcionamiento de las empresas".

Las principales conclusiones que arroja el trabajo son dos:

50%. de las empresas están totalmente operativas.

30% de las empresas tienen a todo su personal activo.

En sentido contrario, la tasa de inactividad también es pronunciada. "En total, al 18 de octubre pasado, unas 150 mil empresas que ocupan 900 mil puestos de trabajo tienen inactivo a más del 30% de su planta de personal", agrega el trabajo del FOP.

"El retorno a la situación previa al mes de marzo respecto a la producción y el empleo, requerirá esfuerzos mayores a la sola autorización para funcionar en los establecimientos para las empresas aun “no operativas”. Esto sucede porque la pandemia ha producido una fuerte contracción de la actividad económica en Argentina y en el mundo. La oferta y demanda agregada se ven seriamente alteradas", señala el trabajo.

Pero además, el cruce de datos arrojó que no sólo cayó la demanda sino que además la pandemia aceleró la manera en que se organiza el trabajo y se planifica la producción de bienes, la prestación de servicios y la distribución y comercialización, con malas noticias para todo lo referido a la demanda laboral.

"La evolución de la tasa de actividad del personal es un elemento esencial para la toma de decisiones de política pública. Los datos oficiales del mercado de trabajo muestran un deterioro significativo y, en el futuro, la imposibilidad de reincorporación de todos los trabajadores que se encuentran aún empleados, pero con actividad nula o parcial, esgrime un fuerte riesgo de desocupación abierta, junto al riesgo ocupacional del cierre de empresas", señala el estudio.

"Por otro lado, en cuanto a la organización del trabajo en el escenario productivo pospandemia, la implementación del trabajo remoto es uno de los desafíos más latentes, que lejos de ser un proceso marginal, afecta al conjunto del tejido productivo, en la forma de un factor adicional de brecha entre sectores".


Fuente: Clarín




Untitled Document