Paritarias: Cavalieri mete presión y cada vez son más los gremios que desatan la puja salarial

Los mercantiles piden un adelanto de los aumentos pactados. Se le suman los aceiteros que solicitan una revisión. La semana pasada la CGT pidió reabrir las discusiones para los que habían cerrado por abajo del 40%.

En un contexto donde el Gobierno ya admite que la inflación superó sus expectativas y los últimos aumentos salariales se ubican por encima del 40%, cada vez son más los sectores que plantean adelantar cuotas, revisar o reabrir sus paritarias en forma anticipada.

Con más de 1,2 millones de empleados, el gremio mercantil solicitó a la Cámara de Comercio el anticipo de la cuota de septiembre. En abril acordaron una suba de 32% en cuatro tramos (8% en mayo, 8% en septiembre, 8% en enero y 8% en febrero) y una revisión en enero.

"Armando (Cavalieri) nos planteó la posibilidad de adelantar quizás algo porque no hay ánimos de reabrir la paritaria", confirmaron en el sector empresario. En el sindicato, sostienen que "si bien preocupa el poder adquisitivo de los trabajadores también preocupa que no haya despidos en las pymes". "Hay que buscar un equilibrio", afirman.

Otro caso similar es el de los aceiteros y recibidores de granos. Después de cerrar en diciembre una suba del 25% en un solo tramo y con renegociación en agosto, ahora analizan revisar su acuerdo en julio.

En el Estado, ATE y UPCN negocian reabrir la paritaria para obtener un 10% adicional, tras firmar el mes pasado un 35% en seis cuotas. Y la Provincia convocará a docentes y estatales para "revisar" la inflación. Por el apretón fiscal, el salario del sector público acumuló una caída real de casi el 9% en mayo.

Los pedidos surgen en un escenario de tensiones cambiarias. Después de la reunión de urgencia del fin de semana pasado entre Alberto Fernández y Martín Guzmán, el Banco Central hizo sentir su poder de fuego y el blue bajó este miércoles a $168, tras tocar $ 175 el viernes pasado.

La reacción del BCRA refleja la preocupación por evitar sobresaltos en el tipo de cambio y su impacto en el clima social. El consumo todavía no termina de recuperarse, la inflación ya se acerca al 25% en junio y los salarios acumulan una caída superior al 20% en tres años en términos reales.

En ese marco, el Ejecutivo abandonó su pauta inicial del 29%-35% y dio vía libre al aumento del 45% en tres tramos sellado por Camioneros. También avaló la revisión anticipada de Bancarios, que llevó su incremento del 29% al 43%. Y autorizó la de Porteros, que pasaron del 32% a casi el 45%.

La primera señal vino de Cristina Kirchner y Sergio Massa, cuando a principios de junio acordaron un ajuste salarial del 40% en cuatro tramos con el personal del Congreso. Una pauta a la que luego se sumó la ANSES y el PAMI, ambos bajo control del kirchnerismo.

Atento al nuevo rumbo, Guzmán se dispuso a usar "todos los instrumentos para que el salario real se recupere". En su equipo apuntan a la activación de las cláusulas de revisión entre septiembre y diciembre. Ese es el caso de Utedyc, Luz y Fuerza, obras sanitarias, construcción y metalúrgicos, entre otros.

Tampoco se descarta el adelanto del salario mínimo. En mayo se oficializó una suba del 35% en siete cuotas hasta febrero del 2022, del que se concretó un 14%. Y el ancla cambiaria seguirá siendo "clave" para lograr una baja paulatina de la inflación, prevén en Economía.

"Hay voluntad del gobierno de que los salarios le ganen a la inflación. Incluso si se les escapa un poco dólar paralelo no descarto que prefieran un poco más de salario, una suma fija, un bono o un aumento a cuenta del año próximo", dijo Lorenzo Sigaut Gravina, fundador de Equilibra.

Para el economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman, "el Gobierno cambió un poco el objetivo, la estrategia de bajar la inflación no se va a cumplir, van a un nuevo equilibrio para que en octubre-noviembre los salarios le ganen a los precios". "No se si pueden hacer más que pisar dólar y tarifas", agregó.

En tanto, el coordinador del observatorio de la CTA Autónoma, Luis Campos, advirtió que "no es lo mismo si el IPC anual cierra abajo del 40% que más cerca del 50%". "Habrá que ver qué pasa en sectores más complicados por la pandemia", dijo en referencia a Comercio y Sanidad. En este último caso, el líder de la CGT, Héctor Daer, pidió un 45% de aumento.


Fuente: Clarín


Untitled Document


Más Noticias



Untitled Document