El intendente de San Nicolás disparó contra los Moyano por un bloqueo camionero

Luego de más de dos días de bloqueo por parte del sindicato de Camioneros, que fue levantado anoche, el intendente de San Nicolás, Manuel Passaglia, dijo: “Perdió la extorsión”. Antes, había pedido ayuda al gobernador, Axel Kicillof, y al ministro de Seguridad, Sergio Berni, para resolver el conflicto.

“Si el conflicto persiste, ya estamos evaluando la decisión de municipalizar el servicio de recolección de residuos”, amenazóó temprano el jefe comunal de San Nicolás en declaraciones a la prensa.

Y agregó que “desde que la Justicia se ordenó la detención de los sindicalistas, el gremio (de los Moyano) ha tomado de rehén a la ciudad”, en el marco de un bloqueo que impide la recolección de residuos por un conflicto gremial.

“No nos vamos a detener en el análisis del conflicto, sino que ya estamos tomando decisiones. A partir de mañana (por hoy) a las 9, vamos a salir con camiones y personal propio a recolectar los residuos. Si tengo que salir yo mismo, también lo voy a hacer”, dijo antes de que anoche el gremio de Camioneros anunció que retomaba las tareas de recolección de residuos.

Ayer a la tarde, Passaglia había dicho que la ciudad es “rehén de los Moyano” por la protesta gremial, que se activó tras la detención de dos dirigentes (uno de ellos, además, es concejal del Frente de Todos) acusados de extorsión.

Los acusados de ese delito son Maximiliano Cabaleyro, concejal y sindicalista camionero y el dirigente gremial Fernando Espíndola, del mismo sindicato.

La protesta arrancó con el bloqueo a una empresa y se extendió a toda la ciudad. Según denunció el intendente, no pueden salir ni entrar camiones a la ciudad y advirtió que si esto sigue así puede haber desabastecimiento, además de que se impide la recolección de residuos.

“San Nicolás continúa rehén de los Moyano. Así están nuestras calles hoy. Es una vergüenza que ante la decisión de la justicia de detener a su dirigente gremial y concejal del FdT, ellos reaccionen así. Volvemos a exigir a Moyano que revea su actitud y cumplan con su trabajo”, escribió Passaglia, temprano en Twitter.

El intendente, además, les pidió al Gobernador y al ministro de Seguridad bonaerense que intercedan en el caso. “Pido a Axel Kicillof y a Sergio Berni apoyo y seguridad para los trabajadores”, compartió, en las redes sociales, Passaglia.

“Los vecinos no son culpables de los desmanejos del gremio. He decidido que, de no deponer su actitud, mañana saldremos a recolectar los residuos con empleados municipales”, agregó.

Ayer la ciudad bonaerense amaneció colmada de basura y “al borde del desabastecimiento”, según fuentes municipales.

“Perdió la extorsión”, escribió el jefe comunal anoche. “La empresa de recolección de residuos acaba de comunicar que vuelven a circular”.


Untitled Document


Más Noticias



Untitled Document