Temor por el futuro de 3.000 trabajadores del Casino Porteño

Crece la preocupación para los empleados del Casino de Buenos Aires, ante el vencimiento del permiso de explotación de las dos salas flotantes que funcionan en Puerto Madero

El secretario Gremial del Sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar, Ariel Fassione, expresó la preocupación de los 3.000 empleados del Casino de Buenos Aires, ante el vencimiento del permiso de explotación de las dos salas flotantes que funcionan en Puerto Madero.

“En octubre del 2019 se termina la concesión otorgada por 20 años, y no queremos que el nuevo permiso o prórroga del existente quede en medio de la campaña electoral” detalló el sindicalista de Aleara y agrego que “en un contexto económico y social muy complicado para el país, con recesión y altos números de desocupación, la preocupación de los 3.000 trabajadores crece día a día porque ven que por ahora no hay voluntad política para resolver el tema y evitar un largo conflicto¨.

En este marco en los últimos meses, se especuló con la presentación de iniciativas en la Legislatura porteña para que establezca a partir del año próximo el control de las salas por parte del estado.

En este sentido Fassione recordó que las salas ¨aportan impuestos por más de 150 millones de pesos mensuales en Ingresos Brutos, más una cifra superior aún en otros conceptos y sin duda ya se convirtieron en un atractivo turístico para los turistas extranjeros que llegan a la ciudad¨.

Actualmente los barcos pertenecen en un 50 % a la española Cirsa, propiedad de Manuel Lao, otro 25 % al grupo que maneja el Hipódromo de Palermo y el resto a la firma Inverclub.

“Estamos convencidos que el Casino debe seguir y seguirá funcionando, pero no queremos que los trabajadores pasen por una situación angustiosa hasta que se defina su continuidad¨ y sumó que ¨los trabajadores no tenemos preferencias en ese sentido, puede ser el actual concesionario, uno nuevo, o el propio estado mientras el Casino siga operando y se respeten los derechos laborales de los empleados¨, finalizó Fassione.

Fuente: Mundo Gremial




Untitled Document